IBON URÍA

  • La dirección estatal quiere garantizar que habrá primarias de Podemos y que no se elaborarán censos paralelos.
  • El entorno de la líder andaluza de Podemos sostiene que quiere construir una organización menos "centralista".

Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos.

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, y la líder del partido en Andalucía y uno de los rostros visibles de Anticapitalistas, Teresa Rodríguez, mantendrán este viernes un encuentro para intentar zanjar definitivamente la polémica surgida por el formato de confluencia pactado la dirigente andaluza con IU al margen de la dirección estatal del partido morado, que dura ya dos semanas, aunque ha comenzado a apaciguarse en las últimas horas.

A finales de mayo, Rodríguez acordó con el líder de Izquierda Unida en Andalucía (IULV-CA), Antonio Maíllo, confluir de cara a las autonómicas y municipales de 2019. El pacto contemplaba celebrar primarias conjuntas, para lo que se proponía a las bases de ambas organizaciones inscribirse en un censo único, y defendía  Adelante Andalucía como posible marca electoral. Ese es también el nombre de un manifiesto publicado en defensa de esta confluencia.

Poco después, la dirección estatal de Podemos dio a conocer un principio de acuerdo con IU a para ir en coalición a las autonómicas, municipales y europeas de 2019. En ese documento no se contemplan las primarias conjuntas. La voluntad de Podemos es que cada organización las haga por su cuenta y, después, se negocien los puestos de cada una en la lista electoral. La marca electoral será Unidas Podemos-IU-Equo, a excepción de variaciones menores a nivel municipal.

Advertencia de Echenique

Ante las evidentes discrepancias entre uno y otro proceso, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, advirtió ya hace diez días a Rodríguez de que el acuerdo alcanzado en Andalucía "contraviene" el reglamento de la dirección estatal y dejó claro que este última normativa es "de rango superior". "Tocará hablar con los compañeros de Andalucía para ver cómo solucionamos esa discrepancia", agregó.

Rodríguez, sin embargo, no dio su brazo a torcer y defendió su acuerdo con IU. En una comparecencia posterior a la de Echenique, replicó: "No nos va a aguar la fiesta. No nos vamos a aguar la fiesta con los reglamentos de las primarias". Además, aseguró que el reglamento pactado en Andalucía "cumple el marco legal" de Podemos y que es "compatible" con el estatal.

En señal de protesta con el rumbo de Rodríguez, Isabel Franco, diputada nacional y miembro de la Ejecutiva andaluza, presentó su dimisión como integrante de la cúpula andaluza del partido. A juicio de Franco, el plan de Rodríguez pasaba por crear una organización nueva, con un censo propio, con un código ético propio, y con recursos y decisiones en las que "no va a participar Podemos", y, por tanto, "desconectar, desenchufar y apagar" el partido morado en la comunidad.

Las razones de la discrepancia

La confrontación pública entre Echenique y Rodríguez llevó a esta última a solicitar un encuentro con la dirección estatal para "ajustar" la normativa y aclarar "todos los malentendidos". El secretario de Organización respondió a esa petición el pasado viernes proponiendo una reunión "lo antes posible", y este martes se conoció que esa cita tendrá lugar este próximo viernes.

Los puntos de desacuerdo son varios. En primer lugar, si hay primarias de Podemos o primarias conjuntas con IU. La dirección estatal entiende que "los cargos públicos de Podemos Andalucía tienen que ser elegidos por las personas inscritas de Podemos Andalucía", mientras que el entorno de Rodríguez defendió que las primarias conjuntas buscaban "que quepa mucha gente" en la confluencia y "superar" una mera suma de Podemos e IU.

En segundo lugar, estaba en cuestión la marca electoral. Los inscritos de Podemos aprobaron en una consulta en marzo, y por amplísima mayoría, que el nombre de su partido debía figurar con claridad en la papeleta, y la dirección estatal estaba alarmada porque no figuraba en la nomenclatura Adelante Andalucía. Fuentes próximas a Rodríguez replicaron que la marca aún no estaba "decidida", y que el nombre del manifiesto no tenía por qué coincidir con el de la candidatura.

Por último, estaba el temor de la dirección estatal a que Rodríguez crease un nuevo partido. Por eso Echenique le trasladó un mensaje el pasado viernes donde le indicó que debía "paralizar" cualquier "censo paralelo" y que el formato jurídico de la candidatura debía ser una "coalición" donde Podemos fuera una de las partes. Fuentes del entorno de la líder andaluza señalaron que no había "intención de crear un partido" al margen de Podemos y que el censo no era tal, sino una simple "recogida de firmas de apoyo",  pero este martes remitieron un boletín a todos los inscritos andaluces de Podemos animándoles a inscribirse en ese nuevo listado.

Principio de solución

Fuentes próximas a la secretaria general de Podemos Andalucía aseguran que "en el fondo" no hay "un conflicto como tal" y que todo gira en torno a la concepción de Podemos: a si se entiende el partido como una formación "centralista" o una organización donde se puede "gestionar desde los territorios".

La polémica solo ha comenzado a apaciguarse tras proponer la dirección andaluza en las últimas horas que, en primer lugar, se celebren primarias entre los inscritos de Podemos para elegir a los candidatos. Además, el equipo de Rodríguez ha planteado que las bases del partido morado puedan participar en el posterior proceso de confluencia con IU sin necesidad de inscribirse en un censo alternativo, sino directamente desde el portal de participación de Podemos, lo que evitaría la necesidad de ese listado de conjunto.

En palabras de Echenique, este miércoles, hay que "celebrar que la secretaria general de Podemos Andalucía haya rectificado y haya convocado primarias de Podemos", aunque todavía existen "elementos preocupantes", como una marca electoral donde no figura el nombre del partido y un "censo paralelo". "Estamos preocupados (...). Queremos hablarlo con la secretaria general de Podemos Andalucía para ver si nos cuenta su hoja de ruta, qué pretende hacer en Andalucía y ver si podemos hablar y llegar a un punto medio", comentó el secretario de Organización.

En todo caso, las relaciones entre la dirección de Podemos y Anticapitalistas, corriente de la que Teresa Rodríguez es uno de los mayores referentes, están enrarecidas. En Madrid, por ejemplo, los Anticapitalistas se quedaron la margen de la lista de unidad entre pablistas y errejonistas con la que Íñigo Errejón se presentó a las primarias que le confirmaron como candidato para 2019. En la polémica del chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero, además, el alcalde de Cádiz, José María González Kichi, también anticapitalista, fue el mayor crítico de los dos dirigentes. La reunión de este viernes confirmará si la polémica se ahonda o si el entendimiento comienza a abrirse paso.

Radio Online



LOWE CREATIONS