EFE

  • El rapero pidió su absolución en mayo y denunció vínculos del tribunal con la Guardia Civil y la Falange.
  • Hasel volvió a tuitear los mensajes por los que se le había condenado: "Mirad si me arrepiento".

PABLO HASEL

La Sala de Apelación de la Audiencia Nacional ha rebajado a 9 meses y un día la condena de dos años y un día de cárcel al rapero Pablo Hasel por alabar en Twitter a ETA y a los Grapo, dado que estas organizaciones ya no están activas, con lo que le evita ir a prisión al no superar la condena los dos años.

Al revisar la sentencia que le impuso la sección primera de lo Penal, que tuvo un voto particular discrepante de una magistrada que consideró que le amparaba la libertad de expresión, la Sala de Apelación advierte que los tuits analizados "no encajan dentro de la libertad de expresión", ya que rezuman "violencia" y una "banalización del terrorismo".

Sin embargo, y a la luz de la doctrina del Supremo, del Tribunal Constitucional y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), considera que concurren ciertas causas que "atenúan la responsabilidad penal" del rapero y por ello ha acordado rebajarle la pena.

Como principales motivos, la Sala observa que ensalzó a bandas terroristas que llevan "un tiempo importante sin realizar acciones terroristas" y que las expresiones utilizadas en esos comentarios, a pesar de ser una reincidencia en un delito por el que ya había sido condenado, "son menos explícitas que aquellas por las se le condenó en un pasado".

La pena ahora rebajada se sumaba a otra condena anterior también de dos años de cárcel por enaltecimiento del terrorismo que le fue impuesta en 2014 y que tenía en suspenso, tras ser ratificada por el Tribunal Supremo, al carecer de antecedentes.

Pluralidad, reincidencia y exposición pública

Pese a la rebaja de la condena, la Sala ratifica el criterio de la sentencia revisada al confirmar que la "pluralidad de mensajes publicados por el rapero en las redes sociales", "reincidiendo en actos semejantes que realizó en el pasado, tiene un indudable carácter laudatorio" de organizaciones terroristas y de alguno de sus miembros "que van más allá de la expresión de coincidencia con objetivos políticos".

Al ser condenado por ello a dos años de cárcel, los magistrados tuvieron en cuenta, además de la pluralidad de mensajes, su reiteración en el tiempo y su exposición pública, "la exteriorización de la manifestación del odio ideológico e incentivación directa al potencial lector a apreciar como positiva la trayectoria criminal de determinados condenados" por terrorismo.

Ahora, la Sala de Apelación entiende que la posibilidad del peligro de que se realicen acciones terroristas "por obra de la influencia" del rapero es "menor" al haber abandonado hace tiempo ETA y los GRAPO su actividad criminal. Además ha observado que algunos de los tuits analizados fueron publicados ante de la reforma del Código Penal de 2015, que agravó el delito de enaltecimiento del terrorismo.

Injurias a la Corona

Por todo ello, la Sala de Apelación han aplicado el artículo 579 del Código Penal, que prevé atenuar las penas en delitos de terrorismo "en virtud del principio de proporcionalidad para adecuar magnitud de la pena a cada caso concreto". En aplicación de este artículo, el tribunal rebaja dos grados la pena a Hasel, fijándola en el mínimo legal de 9 meses y un día de cárcel.

En cuanto al delito de injurias y calumnias a los Cuerpos policiales y a la Corona, por el que fue condenado a una multa de 24.300 euros, la Sala de Apelación destaca que las imputaciones a esas instituciones "partes del prejuicio del odio que simplemente trata de inocular el acusado en lectores afines".

"Además de hostigamiento verbal contra el rey y los Cuerpos policiales, hay concretos actos de apoyo a la violencia que se use contra ellos y de incitación a actuar contra ellos", lo que pone "en riesgo su integridad y que van, en consecuencia, más allá de las meras expresiones".

Radio Online



LOWE CREATIONS