AGENCIAS

  • Calvo se reunirá a finales de mes en Roma con el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin.
  • En encuentro se celebra "en el marco de las relaciones entre España y el Vaticano" y no tiene una agenda cerrada.
  • El Ejecutivo dice que su "compromiso" es "con la exhumación", aunque está "preocupado" por el traslado.

Carmen Calvo

El Gobierno español podrá abordar a finales de este mes en el Vaticano la exhumación y el entierro de los restos del dictador Francisco Franco durante una reunión entre la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin.

Este encuentro se ha concertado "en el marco de las relaciones entre España y el Vaticano", según han confirmado fuentes de Vicepresidencia, y todavía se están "cerrando" los temas que se abordarán. Preguntada por si los restos de Franco será uno de ellos, la ministra portavoz, Isabel Celaá, ha respondido en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros que no podía "especificarlo". Fuentes del Gobierno citadas por Efe han subrayado que sería "razonable" pensar que sí.

No obstante, la vicepresidenta ha desvinculado ambas cosas. En declaraciones a los periodistas en Córdoba, donde ha asistido a una jornada de mujeres rurales, la vicepresidenta ha asegurado que la reunión "no tiene que ver evidentemente" con esta cuestión, puesto que "la decisión de exhumar a Franco la ha tomado el Gobierno, no la Iglesia Católica".

La familia del dictador ha manifestado su intención de que los restos sean trasladados a la cripta de la Catedral de La Almudena, donde tienen una sepultura. El cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, aseguró hace unos días que la Iglesia no puede oponerse a la decisión de la familia de enterrar a Franco en la cripta de la Catedral y que no tienen "inconveniente en acoger a nadie".

Fuentes del Arzobispado de Madrid han precisado a Europa Press que, a día de hoy, no se han establecido nuevos contactos con el Gobierno sobre este asunto y mantienen su postura de apelar a un acuerdo entre el Ejecutivo y la familia Franco. Por su parte, la Conferencia Episcopal Española ha indicado que no tiene competencias sobre esto, aunque ha señalado que "los muertos no tienen carné político".

Celaá ha precisado que el "compromiso" del Gobierno es "con la exhumación" de los restos del dictador, pero no con "la inhumación", aunque ha admitido preocupación por el entierro en La Almudena. "El Gobierno está comprometido con la exhumación de los restos de Franco, no con la inhumación, a menos que fuera imprescindible habida cuenta que nadie se ocupara de los restos. Y está comprometido con el hecho de que ningún dictador pueda estar en ningún mausoleo", ha puntualizado.

Además, Celaá ha recordado que siete grupos del Parlamento Europeo han escrito al Papa Francisco para mostrar su "preocupación" por la inhumación en la cripta anexa a La Almudena, que anuncia la familia del dictador. "El Gobierno se siente representado por esos grupos pero es la exhumación nuestro compromiso, no la inhumación", ha insistido la portavoz del Ejecutivo.

Durante su reunión en el Vaticano, Calvo también podría tratar otros temas como el de los conciertos de los colegios católicos o la próxima publicación de un listado de bienes inmatriculados por la Iglesia.

Radio Online



LOWE CREATIONS