EFE / VÍDEO: AGENCIA ATLAS

  • El acuerdo se ha cerrado tras conseguir Unides Podem una vicepresidencia segunda "verde".
  • El nuevo ejecutivo 12 consellerías: seis para el PSOE; cuatro para Compromís y dos para Unides Podem.

Ximo Puig en una imagen de archivo.

Los líderes del PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem-EU han alcanzado un principio de acuerdo para reeditar el pacto de gobierno de la izquierda en la Generalitat Valenciana e investir a Ximo Puig como president, tras conseguir Unides Podem dos Consellerias, una de ellas con rango de vicepresidencia con competencias en materia de medio ambiente.

Así lo han acordado el actual president de la Generalitat, Ximo Puig (PSPV-PSOE), la vicepresidenta, Mónica Oltra (Compromís), y el líder de Unides Podem-EU, Rubén Martínez Dalmau, en una reunión mantenida a primera hora de este miércoles en el Palau de la Generalitat, minutos antes del inicio del debate de investidura.

A primera hora de la tarde de ayer, Unides Podem-EU abandonó la mesa de negociaciones al no estar de acuerdo con el reparto de competencias que les correspondía.

El acuerdo alcanzado esta mañana está previsto que se firme esta tarde en Alicante, por lo que la sesión de investidura que ha comenzado a las 10.10 horas se suspenderá tras el discurso inicial de Ximo Puig, y se retomará mañana jueves con las intervenciones de los grupos parlamentarios y la votación, en la que Puig tendrá garantizados los 52 votos que suman PSPV, Compromís y Unides Podem-EU.

Unides Podem asumirá dos consellerías

Según han informado fuentes de la negociación, Unides Podem asumirá las Consellerias de Transparencia y Vivienda, esta última con rango de vicepresidencia y desde la que se coordinará una comisión delegada encargada de "las políticas verdes" del ejecutivo.

A su llegada a Les Corts Valencianes para el pleno de investidura, Mónica Oltra ha asegurado que el acuerdo "está hilvanado" y lo que queda por cerrar es "el pespunte más fino", pero está segura de que las negociaciones llegarán a buen puerto y habrá "un buen gobierno para los valencianos y valencianas y para que la política siga siendo una herramienta útil". Para el vicesecretario general del PSPV-PSOE y portavoz en Les Corts Valencianes, Manolo Mata, el acuerdo es "muy razonable".

De esta manera, el nuevo ejecutivo tendrá doce Consellerias (dos más que ahora), de las que el PSPV tendrá seis (una más), Compromís cuatro (una menos), y Unides Podem, que en la pasada legislatura apoyó al Gobierno valenciano desde el Parlamento pero sin formar parte del ejecutivo, entrará con dos.

"Pactar no es traicionar"

En su discurso de investidura, Puig ha destacado que la dinámica del acuerdo es "imprescindible" y ha anunciado iniciativas como declarar la emergencia climática en la Comunidad Valenciana, convocar una reunión de diálogo social la primera semana de gobierno o reformar la ley de violencia machista, tras lo que ha recibido el aplauso de los tres grupos de la izquierda puestos en pie.

Puig ha afirmado que la Comunidad Valenciana está "mejor" que hace cuatro años, pero hay "diez grandes cuestiones" en las que todavía hay que avanzar, como reducir el paro al 10% esta legislatura, que haya una convergencia real con la media de renta per cápita de España, que el modelo de financiación autonómica trate a los valencianos de forma "justa" o lograr la transición ecológica.

Por ello, ha propuesto un "proyecto de progreso" cuyo primer pilar será el crecimiento y la creación de empleo, con medidas como un Pacto social por la innovación, un Plan de empleo digno, la declaración de emergencia climática en la Comunidad Valenciana, una Estrategia valenciana del agua o una Agenda valenciana contra la despoblación. El segundo pilar es la igualdad, e incluye propuestas como reformar la ley de violencia machista o una oficina de control de listas de espera, y el tercero es la democracia, con iniciativas como la reforma de la ley de transparencia o una ley de Gobierno abierto.

En clave nacional, ha reivindicado que el respeto a la España autonómica es "fundamental" para el desarrollo de las autonomías, y ha alertado de que la "recentralización no es la solución" y que "el centralismo no es inteligente", por lo que ha abogado por la descentralización, que según ha dicho no es más costosa. Puig ha adelantado que el diálogo social será la "clave de bóveda" del proyecto compartido para este nuevo mandato, por lo que si es reelegido la primera semana de gobierno convocará una reunión para relanzar este diálogo y elaborar una estrategia de cuatro años. 

Radio Online



LOWE CREATIONS