CLARA PINAR

  • El líder de Podemos pide al presidente volver a la mesa de negociación y este apela a la abstención de PP y Ciudadanos
  • Iglesias señala el camino de la coalición en Italia y Sánchez le recuerda que no es signo de "estabilidad".
  • Casado y Rivera también apuntan a elecciones: reiteran que no se abstendrán.
  • Directo | Sánchez pide a la oposición "que abandone el bloqueo y se constituya un Gobierno progresista".

Sanchez e Iglesias

El día siguiente a la reunión en la que el PSOE y Unidas Podemos constataron la imposibilidad de un acuerdo para la investidura,Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han escenificado este miércoles sus diferencias en el Congreso, en un debate sobre la UE que pronto ha salido por los derroteros de la investidura. Los dos han asegurado que no quieren elecciones y han reiterado sus ofertas, la coalición Iglesias y el acuerdo de Gobierno de Sánchez, que ha vuelto a volverse a PP y Ciudadanos para que ellos también contribuyan al final del "bloqueo". Pablo Casado y Albert Rivera han hecho su propia aportación a la sensación generalizada de que no será posible evitar volver a las urnas el 10 de noviembre al asegurar, uno tras otro, al presidente del Gobierno que no se abstendrán a su investidura.

La mañana ha empezado con Unidas Podemos asegurando que estaban dispuestos a seguir negociando, algo que ha corroborado poco después Iglesias, que ha pedido a Pedro Sánchez que "nos sentemos a negociar" en "base" a sus respectivas propuesta para alcanzar un consenso que no sería "ni injusto ni satisfactorio" para ambas partes. En el contexto europeo, Iglesias se ha referido a las "lecciones tremendamente útiles" que la política italiana puede dar a la española, sobre la coalición que acaban de firmar el Partido Democrático y el Movimiento Cinco Estrellas para evitar unas elecciones, que eran los planes de Matteo Salvini. "Ha habido más aspereza entre ambos, que entre nosotros", le ha dicho Iglesias a Sánchez, en relación a las malas relaciones entre los dos partidos que ahora gobernarán Italia.

"Es preferible siempre un Gobierno de coalición que una repetición electoral", le ha dicho Iglesias, que ha advertido a Sánchez que "la gente no ve bien cuando alguién trata de repetir elecciones para sus propios intereses". Por eso, ha afirmado que "se equivocará si hace caso a los que le dicen que por algún escaño más obligar a los españoles a votar otra vez".

Al final del debate, Sánchez ha vuelto sobre la política italiana para recordar a Iglesias que "desde la II Guerra Mundial ha habdo 65 gobiernos", por lo que "a lo mejor un Gobierno de coalición no ha sido motivo de estabilidad". Sánchez descartó la coalición desde su investidura fallida de julio, así lo han defendido sus negociadoras en los últimos días y este miércoles se lo ha vuelto a repetir a Iglesias, al que ha insistido en que acepte un acuerdo de Gobierno desde fuera del Consejo de Ministros. "Por qué no sopesa la propuesta intermedia que ha hecho el PSOE", ha dicho Sánchez a Iglesias y le ha animado a que haga propuestas a la "mesa negociadora", descartando un contacto directo entre líderes, que Iglesias ha intentado hasta el final.

Iglesias sigue en la coalición

Iglesias ha "tendido la mano" a Sánchez para alcanzar un pacto en el que ha asumido que deberá ser "injusto e insatisfactorio" para ambos. Sin embargo, esto no quiere decir que renuncie a la coalición. La cesión a la que se refiere en aras de un pacto no "satisfactorio" para Podemos descuenta ya las renuncias que los morados ya hicieron para que el PSOE pusiera sobre la mesa la que consieran última propuesta, una coalición con con una vicepresidencia y tres ministerios para Unidas Podemos, que es lo que siguen exigiendo después de haber renunciado a que Iglesias entrara en el Consejo de Ministros o a una representación proporcional -es decir, un tercio de los ministros- dentro de él.

Llamamiento a PP y Cs

El PSOE tiene superada totalmente esta posibilidad y ante la evidencia de que Unidas Podemos se mantiene en ella, Sánchez ha vuelto a apelar a todos los diputados, incluidos del PP y Cs, para acabar con el "bloqueo" y permitir que su Gobierno eche a andar. Ha asegurado que "lo vamos a intentar hasta el último segundo" para que se eviten unas elecciones que, ha dicho, dependen de los diputados del PSOE, pero también de los demás. "El que haya Gobierno depende del PSOE y del grupo socialista, claro que sí, pero no sóo, depende de los 350 diputados".

Sánchez ha apelado a "los partidos de la oposición" para que "abandonen el bloqueo y se constituya un Gobierno progresista", lo que incluye también al PP y Ciudadanos. En el contexto del debate europeo, ha recurrido al "consenso" que alcanzaron en la primavera los Veintiocho para repartir los altos cargos europeos en unas "negociaciones que no fueron fáciles" pero "a pesar de todo conseguimos forjar un sólido consenso". Desde su punto de vista, la experiencia europea "debería llevar a la reflexión, especialmente en algunos actores políticos de nuestro país". "España necesita grandes consensos,y para lograrlos es imprescindible que se inicie la legislatura, que los principales partidos de la oposición abandonen el bloqueo y se constituya un Gobierno progresista, que es lo que votaron los españoles el 28 de abril", ha dicho.

Sánchez garantiza que no quiere elecciones

Todo para evitar unas elecciones del 10 de noviembre que Sánchez ha reiterado que no quiere. "Les puedo garantizar que no quiero elecciones", ha dicho."Yo no quiero elecciones, si los españoles ya han hablado. Al PSOE le han dado 123 escaños y al segundo partido, el PP, 66". Lo que quiere Sánchez es un "gobierno fuerte, cohesionado y coherente" que cuente con el respaldo de una mayoría amplia en el Congreso, que es la que le daría Unidas Podemos lograran alcanzar un acuerdo de legislatura.

Sin embargo, no parece que esta nueva apelación vaya a funcionar tampoco. Tanto Casado como Rivera se han apresurado a dejarle claro de nuevo que no cuente más que con su voto negativo a la investidura. El líder del PP le ha reprochadoque lleva "meses" en campaña electoral y ha reiterado que "la abstención es imposible" porque "no la quiere" y prefiere llegar a un acuerdo con Podemos, pero también porque en Navarra gobierna con el apoyo de Bildu. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, también ha descartado la de su partido y ha reprochado a Sánchez que pretenda "que todo el mundo se abstenga, manos arriba, absténganse".

La falta total de acuerdo entre Sánchez e Iglesias ha sido la conclusión de una jornada que, después del fracaso de las negociaciones de la víspera, se esperaba que echara algo de luz para ver si aún quedan opciones de acuerdo, que ya debía pasar por el contacto directo entre los líderes. Iglesias lo ha pedido pero exigiendo de nuevo la coalición. Sánchez le ha remitido a los negociadores. En su turno de palabra, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, se ha dirigido a ambos para decirles que el acuerdo ya solo depende de ellos dos, "el bloqueo está en sus personas en estos momentos". "Ya solo pueden ustedes, sus equipos ya no tienen capacidad negociadora, tienen que conseguirlo ustedes", ha insistido Esteban, que estima que un acuerdo "no es imposible" si hay voluntad".

Ciudadanos no tiene tanta esperanza, aunque asegura estar preparado para cualquier posibilidad. Fuentes naranjas aseguraban este miércoles que están preparados ante la posilidad de que haya elecciones el 10 de noviembre y también a que al final, en estos doce días que quedan, termine habiando algún acuerdo que permita la investidura. Pero no será con ellos, porque los de Rivera se mantienen en su rechazo total a apoyar a Sánchez de ninguna manera.

¿Cuántas veces me ha llamado?

A pesar de ello, el presidente en funciones se ha dirigido al presidente de Ciudadanos desde la tribuna de oradores. "A ver si algún día podemos hablar usted y yo", ha dicho, desatando una especie de ataque de celos en Iglesias, que después ha arremetido contra él porque no han hablado desde el mes de julio. "¿Cuántas veces me ha llamado usted desde la investidura? Cero", le ha espetado. "¿Cree que es serio, que no hayamos hablado ni una sola vez"?, ha proseguido Iglesias, que ha rematado apuntado que "le tendrá que llamar yo".

Respondiendo a la sugerencia dirigida a él, Rivera ha asegurado no tener ningún problema en hablar con Sánchez, pero para ver como aplicar el 155 en Cataluña. "Si quiere, mañana nos reunimos para ver cómo se aplicar el 155 en Cataluña, hablemos", le ha dicho.

Tras la ruptura este martes de los contactos entre socialistas y moradados, entre representantes de ambos grupos y de otros en el Congreso ya sobrevolaba la idea de que, como ha dicho Esteban, la situación solo podían desatascarla Sánchez e Iglesias. El presidente en funciones ha cerrado esta posibilidad, a pesar de que Iglesias le ha pedido retomar el contacto en un discurso al principio tan de guante blanco que incluso ha llegado a decirle a Sánchez que "usted fue la esperanza de la socialdemocracia y puede seguir siéndolo".

Elecciones

Desde la barrera del tira y afloja entre PSOE y Unidas Podemos, Pablo Casado ha subido a la tribuna para afear a Sánchez que su pretendido liderazgo "mundial" no es tal o que sus gestiones en la negociación entre los Veintiocho no fueron tan exitosas, puesto que la presidenta de la Comisión Europea es del PPE.

También le ha reprochado que dé explicaciones meses después de las cumbre de la UE, en lo que el líder del PP ha visto una clara intención electoral. "Viene aquí como presidente de un Gobierno en funciones, que no funciona y pretende que el Parlamento tampoco funcione", ha dicho sobre la falta de actividad en el Congreso en los últimos meses, algo que también le ha reprochado el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en su turno de palabra.

"Viene a dar cuenta de dos Consejos Europeos con una tardanza premeditada", ha dicho Casado, que ha dicho a Sánchez que "utiliza esta Cámara como parte de la tramoya para su pretendida, deseada pero oculta campaña electoral empezada hace meses".

Radio Online



LOWE CREATIONS