La pandemia de coronavirus está afectando a muy diversos sectores. En algunos de ellos es difícil intuir de qué forma está trastocando su funcionamiento, como es el caso de la meteorología.

Según meteorólogos de Meteored, el Covid-19 está dificultando la precisión de las observaciones meteorológicas debido a las duras restricciones de tráfico aéreo de Estados Unidos y Europa.

El European Centre for Medium-Range Weather Forecast (ECMWF) recibe los reportes de observaciones meteorológicas que hacen algunos aviones, pero en las últimas semanas se han visto reducidos un 65% los vuelos en el continente.

The #COVID19 pandemic has cut the number of aircraft-based weather observations, with possible impacts on the quality of forecasts. Our web article has more details: https://t.co/Zp1cxzwJmc pic.twitter.com/vJ9GtdCgaR

— ECMWF (@ECMWF) March 24, 2020

Los datos suministrados por estos aviones suponen el 13% del total que usa el ECMWF. Sin ellos no se pueden hacer los cálculos matemáticos necesarios que dan lugar a las previsiones.

Esta pérdida de datos reduce la fiabilidad de las previsiones meteorológicas a corto y medio plazo, aunque, según señalan desde Meteored, "lo más preocupante es que afectará sobre todo a los vientos de altura". A esa altura discurre el jet stream (corriente en chorro), importante en la navegación aérea y en la previsión meteorológica.

Desde el ECMW se intenta compensar esta pérdida de datos con radiosondeos extra, que se realizan gracias al lanzamiento de unos globos, rellenos de helio, de los que cuelgan una sonda con varios sensores para poder medir temperatura, presión y humedad durante su ascenso. También los satélites pueden proporcionar estimaciones y registros muy valiosos de temperatura y humedad.

La pandemia de coronavirus está afectando a muy diversos sectores. En algunos de ellos es difícil intuir de qué forma está trastocando su funcionamiento, como es el caso de la meteorología.

Según meteorólogos de Meteored, el Covid-19 está dificultando la precisión de las observaciones meteorológicas debido a las duras restricciones de tráfico aéreo de Estados Unidos y Europa.

El European Centre for Medium-Range Weather Forecast (ECMWF) recibe los reportes de observaciones meteorológicas que hacen algunos aviones, pero en las últimas semanas se han visto reducidos un 65% los vuelos en el continente.

The #COVID19 pandemic has cut the number of aircraft-based weather observations, with possible impacts on the quality of forecasts. Our web article has more details: https://t.co/Zp1cxzwJmc pic.twitter.com/vJ9GtdCgaR

— ECMWF (@ECMWF) March 24, 2020

Los datos suministrados por estos aviones suponen el 13% del total que usa el ECMWF. Sin ellos no se pueden hacer los cálculos matemáticos necesarios que dan lugar a las previsiones.

Esta pérdida de datos reduce la fiabilidad de las previsiones meteorológicas a corto y medio plazo, aunque, según señalan desde Meteored, "lo más preocupante es que afectará sobre todo a los vientos de altura". A esa altura discurre el jet stream (corriente en chorro), importante en la navegación aérea y en la previsión meteorológica.

Desde el ECMW se intenta compensar esta pérdida de datos con radiosondeos extra, que se realizan gracias al lanzamiento de unos globos, rellenos de helio, de los que cuelgan una sonda con varios sensores para poder medir temperatura, presión y humedad durante su ascenso. También los satélites pueden proporcionar estimaciones y registros muy valiosos de temperatura y humedad.

Radio Online



LOWE CREATIONS