EFE

  • El líder de MotoGP cuenta por victorias todas sus participaciones en el Gran Premio de Alemania.

Marc Márquez

Todos los pilotos tendrán como objetivo en su punto de mira al vigente campeón del mundo y líder en la clasificación provisional del mundial, el español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), quien cuenta por victorias todas sus participaciones en el Gran Premio de Alemania de MotoGP que se disputa en el circuito de Sachsenring desde que accedió a la categoría en 2013.

Márquez ha ganado todos esos grandes premios y lo ha hecho marcando siempre, igualmente, el mejor tiempo de entrenamientos, quizás beneficiado por el hecho de ser un gran especialista en "Dirt Track", unos óvalos de tierra en los que siempre se gira a la izquierda.

El "Dirt Track" es una de las especialidades motociclistas que como entrenamiento más practica Marc Márquez y, al llegar a Sachsenring, con diez curvas a la izquierda y apenas tres hacia la derecha, ello representa una ventaja especial para el vigente líder de la clasificación provisional del mundial, que tiene además el récord absoluto de vuelta rápida en la pista alemana, con un registro de 1:20.336 desde 2015.

Esta peculiaridad de Sachsenring, la de tener casi todas las curvas a la izquierda, no deja de ser un problema, pues hay una zona de esta corta pista, de apenas 3.671 metros, a la que se llega después de una serie enlazada de curvas a la izquierda que dejan la banda derecha del neumático muy fría.

Es justo al llegar a una curva rápida hacia la derecha y en bajada en la que se suelen producir numerosos accidentes por esa circunstancia, pero que marca la diferencia a la hora de conseguir los mejores registros de vuelta rápida.

Ventaja para el español

En cualquier caso, Marc Márquez llega a Sachsenring con 41 puntos de ventaja sobre el italiano ValentinoRossi (Yamaha YZR M 1), quien logró su última victoria en el trazado alemán en 2009 y, aunque logró tres victorias más (2006, 2005 y 2002), no es uno de los trazados que mejor se le de al piloto transalpino, consciente de que en Alemania deberá emplearse al máximo si no quiere irse "de vacaciones" con una desventaja superior en la tabla provisional de puntos.

Tras Márquez, el piloto más laureado de la actualidad en Alemania es su propio compañero de equipo, Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V), quien el mismo jueves aclarará cuál va a ser su futuro.

Los más "agoreros" ven en esta convocatoria el anuncio de su retirada de la competición, en lugar de aceptar la propuesta de pilotar una Yamaha YZR M 1 en el nuevo equipo Petronas de MotoGP que ha alquilado las plazas del valenciano Jorge Martínez "Aspar".

En cualquier caso Dani Pedrosa ha ganado en cuatro ocasiones en Sachsenring, un trazado que se le da bastante bien a las Repsol Honda, las únicas motos que han ganado en ese escenario desde 2010, y ello le sitúa en lo más alto de las apuestas junto a su compañero de equipo y un paso por delante del resto de rivales de la categoría.

Complicado para los Yamaha y Ducati

Tanto a los representantes oficiales de Yamaha, Valentino Rossi y el español Maverick Viñales, como a los de Ducati, el italiano Andrea Dovizioso y el español Jorge Lorenzo, se les presenta un fin de semana complicado para lograr "arañar" puntos al líder del mundial, pues las características del trazado germano no son las más favorables para sus mecánicas y deberán emplearse a fondo para intentar sorprender a los pilotos de Repsol Honda.

El de Sachsenring puede ser, en cambio, un lugar propicio para las Suzuki GSX RR, una de las cuáles, la del español Alex Rins, llegar tras ser segunda en la "catedral" de Assen, lo que debe conceder al piloto un "plus" de confianza para lograr un buen resultado en un trazado en el que el chasis es uno de los factores determinantes y la Suzuki se puede aprovechar de ello.

Entre los representantes de las escuderías satélite, una vez más, quienes más opciones tienen de destacar en Sachsenring son el francés Johann Zarco (Yamaha YZR M 1), y el británico Cal Crutchlow (Honda RC 213 V), además del italiano Danilo Petrucci (Ducati Desmosedici GP18) o el australiano Jack Miller (Ducati Desmosedici GP17).

Nuevamente serán duda por el rendimiento de sus mecánicas los hermanos Espargaró, el mayor Aleix, al manillar de la Aprilia RS-GP, y el pequeño, Pol, con la KTM RC 16, en tanto que Tito Rabat y Álvaro Bautista buscarán nuevamente intentar exprimir al máximo el potencial de sus Ducati Desmosedici GP17.

Radio Online



LOWE CREATIONS