SPORTYOU

  • El colegiado valenciano ha sido el primer árbitro profesional en ir al programa de Pablo Motos.

Mateu Lahoz

Antonio Mateu Lahoz fue este martes el invitado de El hormiguero, donde Pablo Motos sacó el lado oculto de uno de los árbitros más conocidos y mediáticos de España. El colegiado valenciano fue el primero de su profesión en visitar el popular programa en sus 13 años de emisión.

La entrevista empezó con una dura confesión. Motos preguntó a Mateu el motivo por el que se inició en una labor tan ingrata y dada a ser criticado, y lo confesó con la voz quebrada. "Desgraciadamente por el fallecimiento de mi padre. Somos seis hermanos y el mayor tuvo la lúcida idea de animarme a hacer algo que era chocante en ese momento. Era 1991, y eso marcó mi vida. La terapia de choque fue esa. La temporada 92/93 gracias al empujón de mi hermano y a esa mala experiencia que me tocó vivir", relató.

El mensaje general que quiso transmitir Mateu durante toda la entrevista es que quiere acercar el arbitraje a los más pequeños. "Quiero que los padres y las madres avancen en educar a los niños, desde el "por favor" al "gracias", y que si quieren dedicar dos o tres horas el fin de semana al arbitraje, que lo hagan que están practicando deporte", dijo.

“Por el fallecimiento de mi padre sin ninguna duda. Fue la mejor terapia de choque” - #MateuLahoz nos explica por qué decidió ser árbitro #MateuLahozEH pic.twitter.com/QjaFLtkZpJ

— El Hormiguero (@El_Hormiguero) June 11, 2019

Después analizó la importancia de la llegada del VAR. "Si el VAR hubiese existido antes yo aún tendría pelo. Ha dado un eco brutal a nuestra labor. Os agradezco a los medios cómo habéis explicado a todos. Eso ha servido para valorar más nuestra labor, tanto la de asistentes como de principales, porque imagina que eres un árbitro de 14 años...", reiteró, antes de apuntar que este videoarbitraje les había ayudado muchísimo. "Anda que no he comido yo pared por un error... Ahora con el VAR es distinto", admitía.

Regateó la pregunta sobre su mayor error. "Con la repercusión de este programa, imagina mañana lo que puede pasar", admitió. Sobre su fama de dejar jugar, dijo que él no deja jugar, sino que son los futbolistas. Aunque confesó que estaba algo nervioso, cuando se relajó se le escapó que él veía El día después, donde suelen sacarle bastante, y el porno en el Canal+ cuando era codificado.

Cuando Pablo Motos intentó quitarle hierro al asunto de las agresiones a los árbitros, preguntándole si un colegiado puede devolver el golpe, Mateu se puso serio. "Yo creo que no deberíamos frivolizar en este asunto", dijo, antes de agradecer el apoyo del Gobierno con las normas para protegerles o intentarlo.

El insulto más extraño y original que ha recibido lo tiene muy claro: "Calientamuebles". Incluso recuerda que se lo dijeron en Segorbe.

Radio Online



LOWE CREATIONS