SPORTYOU / EFE

  • Considera que Ion Tiriac rechazó el preacuerdo para buscar mejores condiciones con otro Gobierno.

El propietario del Mutua Madrid Open, con Carlos Moya y Manolo Santana

El coordinador de la Alcaldía de Madrid en funciones, Luis Cueto, ha acusado este martes al dueño del Open de Tenis de Madrid, Ion Tiriac, de "ir arañando ventajas para él a costa del erario público" de cara a negociar la permanencia del torneo en la capital con un siguiente Gobierno municipal.

El responsable del Gobierno de Manuela Carmena a la hora de negociar la continuidad de esta competición en Madrid, un proceso que se ha llevado a cabo en conjunto con el resto de grupos municipales, detalla en una columna de opinión publicada en El País el preacuerdo alcanzado pero que no llegó a firmarse antes de las elecciones.

Según Cueto, todos acordaron que para mantener el Open hasta 2031 (el actual convenio finaliza en 2021) se ampliaría el aforo de la Caja Mágica que financiaría el promotor, que además construiría una pista polideportiva cubierta para los vecinos y dos pistas de tierra batida que también podrían usar los madrileños entre torneo y torneo.

Además, el Ayuntamiento dejaría de abonar 31 palcos como pasa en la actualidad y pasaría a tener únicamente dos, se reduciría la inversión destinada al patrocinio progresivamente, de 3,5 millones entre 2022 y 2023 hasta 2,9 millones en 2031 y se incrementarían a cambio los derechos de sede de 6 millones en 2022 hasta los 7 millones de 2031.

También acordaron, según Cueto, compensar al protomotor del torneo, MPT, por la cesión de la pista a la Copa Davis en 2019 y 2020, y que el catering del Open se diese a una empresa madrileña.

Antes de las elecciones, en una carta fechada el 22 de mayo, Tiriac se comprometía a mantener la competición, aunque señalaba que le es "imposible" concretar los "términos específicos del acuerdo" y que esperaba resolver los "los extremos en los que cabe albergar una legítima discrepancia".

Cueto considera que Tiriac desautorizó así el acuerdo al que se había llegado "quizás por cambiar de opinión, quizás por pensar que con otro Gobierno en el Ayuntamiento podría obtener mejores condiciones para su empresa".

Sin embargo, dado que el preacuerdo se suscribió con el consenso de los cuatro grupos municipales, que desde el próximo sábado pasarán a ser cinco por la entrada de Vox, Cueto pide que el próximo Gobierno, previsiblemente formado por PP y Cs, exija lo mismo a lo que se comprometieron todos porque todos saben "que al propietario le interesa quedarse en Madrid".

Además, afea que se haya cambiado el interlocutor y que ahora en lugar de MTP se tenga que negociar con la empresa Super Slam Limited con sede en Chipre.

"Hagamos las cosas bien, respetemos los mutuos intereses de todos y no intentemos aprovecharnos de coyunturas inciertas", subraya.

Radio Online



LOWE CREATIONS