El fútbol inglés se encuentra escandalizado tras salir a la luz que los jugadores del Manchester City celebraron una fiesta por todo lo alto en un hotel de lujo en Cheshire, a 35 kilómetros de Manchester, a la que asistieron 22 modelos que viajaron desde Milan, según destapó The Sun.La fiesta fue al estilo 'Bunga-Bunga', según dicho medio, una forma en la que se denominaba a las excéntricas celebraciones del millonario italiano Silvio Berlusconi.Una de las 'influencers' que asistió es una española que participó en el programa Mujeres, Hombres y Viceversa de Mediaset, según Cope. Por otra parte, The Sun confirmó que varias de las invitadas publicaron fotos y vídeos de la noche en sus redes sociales, dejando claro que se encontraban en el mismo lugar, aunque en las imágenes no se veía a ningún futbolista.Este medio recopiló las publicaciones en un vídeo y lo adjuntó a la noticia, que conmocionó al fútbol inglés e hizo que las asistentes a la fiesta borraran el rastro de sus cuentas de redes sociales.La fiesta contaba con la autorización de Pep Guardiola, según el citado medio, ya que se intentó organizar en Navidades y por cuestiones de calendario se pospuso hasta el pasado fin de semana.Nadie en el club inglés se ha pronunciado respecto a la polémica generada y todo apunta a que será así hasta que Guardiola comparezca ante los medios la víspera del partido de la Premier League contra el Crystal Palace.El fútbol inglés se encuentra escandalizado tras salir a la luz que los jugadores del Manchester City celebraron una fiesta por todo lo alto en un hotel de lujo en Cheshire, a 35 kilómetros de Manchester, a la que asistieron 22 modelos que viajaron desde Milan, según destapó The Sun.La fiesta fue al estilo 'Bunga-Bunga', según dicho medio, una forma en la que se denominaba a las excéntricas celebraciones del millonario italiano Silvio Berlusconi.Una de las 'influencers' que asistió es una española que participó en el programa Mujeres, Hombres y Viceversa de Mediaset, según Cope. Por otra parte, The Sun confirmó que varias de las invitadas publicaron fotos y vídeos de la noche en sus redes sociales, dejando claro que se encontraban en el mismo lugar, aunque en las imágenes no se veía a ningún futbolista.Este medio recopiló las publicaciones en un vídeo y lo adjuntó a la noticia, que conmocionó al fútbol inglés e hizo que las asistentes a la fiesta borraran el rastro de sus cuentas de redes sociales.La fiesta contaba con la autorización de Pep Guardiola, según el citado medio, ya que se intentó organizar en Navidades y por cuestiones de calendario se pospuso hasta el pasado fin de semana.Nadie en el club inglés se ha pronunciado respecto a la polémica generada y todo apunta a que será así hasta que Guardiola comparezca ante los medios la víspera del partido de la Premier League contra el Crystal Palace.

Radio Online



LOWE CREATIONS