EUROPA PRESS

  • Un médico coordinador del Servicio de Urgencias Canario (SUC) ayudó el pasado lunes a una mujer que llamó al 112 pidiendo información sobre cómo actuar al encontrar a su hijo de 18 meses jugando con un bote de jabón líquido para la ropa esparcido por el suelo y con restos de producto en la boca.

Médico coordinador del SUC

Según informa la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, la madre desconocía la cantidad de detergente que había podido ingerir el niño, por lo que el médico del SUC le preguntó por el nombre exacto del jabón para contactar con el Instituto Nacional de Toxicología.

De esta manera, indicó a la mujer las pautas de actuación que debía llevar a cabo mientras él contactaba con el instituto en Madrid y volvía a llamarla.

Entre estas pautas estaba no darle nada de beber, no provocar el vómito, no estimularle para que realizara movimientos bruscos y que mantuviera el teléfono operativo a la espera de su llamada.

EL PRODUCTO PODRÍA SER INOCUO EN PEQUEÑAS DOSIS

Así, el SUC contactó con el médico de guardia del Instituto Nacional de Toxicología y le facilitó el nombre del producto. Desde el centro de Madrid le indicaron que, ante la falta de información sobre la cantidad que podía haber ingerido, aconsejaba su derivación a un centro hospitalario, aunque en pequeñas dosis podría ser inocuo.

Por su parte, el médico coordinador contactó nuevamente con la afectada y le recomendó que acudiera al servicio de urgencias del Hospital Universitario Materno Infantil de Canarias.

Por último, mientras la mujer acudía al hospital, el SUC contactó con el pediatra de guardia del servicio de urgencias hospitalario para prealertarle de la llegada del menor y transmitirle la pauta que el servicio de toxicología había recomendado para la atención de este niño, con riesgo de neumonitis química.

Radio Online



LOWE CREATIONS