EUROPA PRESS

  • La Guardia Civil del Puesto Principal de Costa Teguise, en Lanzarote, ha investigado entre los días 16 y 19 de diciembre de 2018 a una mujer y cuatro hombres, de entre 19 y 27 años de edad, con varios antecedentes contra el patrimonio, como presuntos autores de un delito continuado de estafa al ofertar el alquiler ficticio de un apartamento en un complejo residencial de dicha localidad, obteniendo 2.200 euros.

Agente de la Guardia Civil

Estas personas han resultado investigadas después de que el 14 de diciembre una de las víctimas denunciara la estafa en las dependencias de la Benemérita, donde informó a los agentes que había pagado mediante transferencia bancaria 1.100 euros en concepto de alquiler y fianza de un apartamento.

Sin embargo, añadió, posteriormente recibió numerosas excusas para la entrega de la llave y observó que el piso en cuestión seguía anunciándose en Internet, en concreto a través de la red social Facebook, como disponible para el alquiler, según informó la Guardia Civil en nota de prensa.

Posteriormente, los agentes del Área de Atención al Ciudadano de dicho Puesto recopilaron una serie de información que les permitió a sus compañeros de Investigación localizar a uno de los presuntos autores de la estafa, que responde a las iniciales de J.C.M.R., quien se hacía pasar en sus redes sociales como agente de la Guardia Civil para obtener la confianza de sus víctimas.

Este, junto a otro investigado que responde a las iniciales de C.D.D.S., captaban a las víctimas y les enseñaban un apartamento, consiguiendo que las mismas les entregaran la cantidad de dinero establecida en el anuncio (550 euros de alquiler y otros 550 euros en concepto de fianza) sin firmar contrato alguno y con falsas promesas de ocupación inmediata del inmueble.

Todo ello, para días siguientes, no cumplir con el acuerdo referido aludiendo diversas excusas como reparaciones de última hora en el apartamento, entre otras.

La Guardia Civil, tras concluir esta investigación, ha comprobado que dicho delito se produjo, al menos, en dos ocasiones, una el 14 de diciembre y otra el día 16 del mismo mes, si bien no descartan que hayan más víctimas por estos hechos.

LOS INVESTIGADOS

Así, tras las gestiones policiales, la Guardia Civil recopiló los primeros indicios para identificar e investigar a J.C.M.R. y C.D.D.S. -este último con medidas cautelares de alejamiento de su expareja sentimental- como presuntos autores de un delito de estafa por los dos casos citados.

Además se investigó a una tercera persona que responde a las iniciales de I.C.C. como colaborador en la estafa.

Sin embargo, la investigación permitió a los agentes obtener indicios sobre la participación de más personas en estas estafas de alquiler, pudiendo identificar a un hombre y una mujer -pareja sentimental- que presuntamente usaron sus respectivos puestos de trabajo (cerrajero y gestora de una inmobiliaria de un banco) para facilitar las llaves de los inmuebles recuperados por la entidad bancaria y su localización a los dos primeros investigados, que posteriormente se los enseñaban a las víctimas de las estafas.

De este modo, los agentes comprobaron como estas cinco personas formaban una asociación ilícita con una estructura y reparto de funciones definido, ya que la gestora de inmuebles, gracias a su trabajo, conocía con antelación la ubicación, fecha y hora de los lanzamientos judiciales de su entidad bancaria, pudiendo acudir posteriormente su pareja -el cerrajero- que obtenía a escondidas una copia de la llaves, que daba a J.C.M.R. y C.D.D.S., encargados de captar y recibir el dinero de las víctimas.

Radio Online



LOWE CREATIONS