El Comité Permanente de Coalición Canaria ha acordado este lunes proponer una sanción a su diputada nacional Ana Oramas de 1.000 euros por votar no a la investidura de Pedro Sánchez, en contra de la decisión que había tomado el partido de abstenerse. Se trata, según explicó el secretario general de la formación nacionalista, José Miguel Barragán, durante la rueda de prensa ofrecida a las 18.00 horas de este lunes, de la "máxima sanción" que se puede aplicar para esos casos, pero aplicando el Régimen Disciplinario del Grupo Nacionalista Canario en el Parlamento de Canarias, que es el que se ha decidido utilizar, y no los estatutos del propio partido. 

Además, se acuerda que la diputada comparezca ante el Consejo Político Nacional y que quede reflejado su compromiso de que "no volverá a plantear no ejecutar los acuerdos que emanen de los órganos del partido". Barragán ha explicado que se ha actuado en base al Reglamento del Grupo Nacionalista en el Parlamento porque la falta fue cometida en las Cortes y la Cámara Regional es lo más parecido al Congreso, donde CC no tiene régimen disciplinario propio. Por ello, se consideró que era más "adecuado" utilizar esta fórmula para resolver el problema.

Según ha podido saber Canarias Ahora, solo Coalición Canaria de Fuerteventura ha defendido en el Comité Permanente de este lunes la necesidad de abrir un expediente disciplinario según las normas del partido, que dada la gravedad de la doble "traición" de Ana Oramas a su Comité Político Nacional, en la primera y en la segunda votación de la investidura, conllevaría la baja del partido. O al menos, como barajaron algunos críticos con la indisciplina de Oramas, una medida tan drástica como que dejara su acta y diera paso a la segunda de la lista de CC en el Congreso. 

Oramas no respetó la semana pasada la decisión que había tomado su formación de abstenerse en la votación de investidura de Pedro Sánchez. La diputada votó en contra en las dos sesiones, lo que para algunos miembros de su partido ha sido una "traición", un "engaño" y una "indisciplina" que "no puede dejarse pasar". Aún así, el resto de organizaciones territoriales, incluidas islas como Lanzarote, La Palma o El Hierro que se habían alineado hasta ahora en un movimiento interno más hacia el centro izquierda y por tanto favorables al menos a la abstención en la investidura, no secundaron esa postura de Fuerteventura y dieron por válida la salida al callejón en que se encontraba CC ante una indisciplina calificada de "muy grave" por la propia Permanente la semana pasada.

Este acuerdo se elevará a la próxima Ejecutiva y al próximo Consejo Político Nacional que se celebre, según ha explicado Barragán. Con ello, asegura que en la parte que toca a la Permanente, este asunto se da por "zanjado". Esta situación, señaló, es un "asunto interno de la formación política" ya que lo que se ha incumplido es un acuerdo del Consejo Político Nacional y, por ello, aseguró que no entraría a valorar las opiniones que han realizado otras formaciones políticas. 

Barragán ha aclarado que este Comité Permanente no tenía la facultad de expulsar a la diputada [aunque sí proponerla al Comité Político Nacional] y que esta decisión se ha tomado después de escuchar a Oramas y de redactar un informe con lo ocurrido. Así mismo, ha asegurado que no hay nada en los estatutos que le obligue a proponer que se le abra expediente disciplinario a la diputada. En este sentido, y con el VII Congreso Nacional de mayo como telón de fondo, el secretario general indicó que se ha elegido la fórmula más rápida para cerrar este caso, ya que "un expediente puede estar abierto hasta seis meses". 

La pasada semana, el secretario general calificaba de "traición" el hecho de que Ana Oramas desoyera al partido y la diputada parecía abocada a la apertura de expediente o incluso a la expulsión. Sin embargo, después de analizar los estatutos y elaborar el informe, Barragán indicó que ha visto "otra salida para resolverlo que no fuera el régimen disciplinario de la organización". Al final de su comparecencia en la sede tinerfeña de CC, el secretario general ha manifestado que no ha puesto su cargo a disposición del partido.

Durante los últimos días, se han producido presiones por parte de los sectores más conversadores de Coalición Canaria. Una de las personalidades que ha defendido a la diputada con mayor ímpetu es el expresidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso. Sobre esas muestras de apoyo, Barragán llegó a decir este fin de semana: "Carlos Alonso metiendo la pata y empeorando la situación de Ana Oramas ante los órganos del partido. Él sabrá. Pero si la situación era grave, él la empeora por momentos".

A pesar de que muchas otras voces se mostraron contrarias a la decisión de Ana Oramas, como el líder de CC en Fuerteventura Marcial Morales, que aseguró que la diputada no había respetado la democracia, finalmente se ha optado por la petición de Carlos Alonso, que solicitaba una sanción "equilibrada", sin expulsión para la diputada. 

Ana Oramas ha cobrado 13.819 euros de su partido, Coalición Canaria (CC), por gastos de representación, según consta en la declaración de bienes y rentas que ha publicado este jueves en la web del Congreso de los Diputados. Se trata de la única parlamentaria  de las islas y del grupo mixto, al que pertenece, que recibe estos ingresos del partido al margen de su sueldo como diputada.

Radio Online



LOWE CREATIONS