La construcción de la bodega Stratvs en el Espacio Natural Protegido de La Geria comenzó en 2003. Sin embargo, no fue hasta enero de 2019 cuando su promotor, Juan Francisco Rosa, se puso en contacto con uno de los propietarios de la finca donde se levantó el complejo para finalizar los trámites de adquisición del terreno. Según la declaración del entonces dueño de este espacio, Aureliano Negrín, el empresario lo llamó por teléfono a principios del año pasado para "solucionar lo de la finca", y fue uno de los hijos del propietario quien se encargó de llegar a un acuerdo con Rosa. 

"Yo no sabía que estaban haciéndose obras en la finca", subrayó el testigo. Uno de sus hermanos, Domingo Negrín, le encargo antes de morir que pidiera a Juan Francisco Rosa que "no tocara el terreno", porque estaba recibiendo subvenciones del Gobierno de Canarias para el cultivo de las parras. Además, insistió en que él nunca tuvo constancia de que el empresario hubiera comprado "de palabra" los terrenos, como aseguró el acusado en su declaración.

Una obra nueva y no "una casa rehabilitada"

En la sesión del juicio celebrada este jueves 13 de febrero en Arrecife también declararon como testigos cinco agentes del Seprona. Todos coincidieron en que no quedaba nada de la casa que Rosa y el arquitecto Miguel Ángel Armas Matallana querían "rehabilitar", tal y como expresaron en la solicitud de autorización que presentaron ante el Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de Yaiza bajo el nombre de Piedad del Río Sendino, esposa de Armas.

Por el contrario, se había creado una nueva edificación de bloques de hormigón. Esta conclusión la obtuvieron durante una inspección a través de distintas catas ejecutadas en varias zonas de la construcción. Los miembros de la Guardia Civil también resaltan que la vivienda estaba catalogada como Bien de Interés Cultural.

Los agentes afirmaron además que el complejo Stratvs consta de una bodega industrial en la que se producen miles de litros de vino que después se comercializa. Asimismo, las instalaciones cuentan con una sala de exposiciones, una terraza, una tienda, un restaurante, una bodega e incluso una sala de congresos.

En esta línea, lejos de ser una obra de 900 metros cuadrados, de acuerdo con lo solicitado por Rosa ante las administraciones, en su visita al complejo, el Seprona percibió "excavaciones de 5.600 y 8.000 metros cuadrados". 

Destruir los zocos de La Geria para hacer un Belén 

La afección al paisaje que causó Juan Francisco Rosa, según la Fiscalía, no se limita a la construcción de la bodega, sino que aumenta con la creación de un Portal de Belén para la que se destruyeron zocos. Los zocos son muros de piedra que se colocan en semicírculo en torno a las viñas para protegerlas del viento, una forma de cultivo propia del Espacio Protegido de La Geria. "Había farolas y un camino para que los turistas lo visitaran", señaló un agente. Además, también se levantó una cueva de gran tamaño con piedras importadas para poner las figuras principales, que también eran de gran tamaño.

El juicio se reanudará el próximo lunes 17 de febrero con la declaración como testigo del expresidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés. Además, testificarán Francisco Fabelo, Sebastiana Medina, un agente de la Policía Local de Yaiza, María Eulalia Merino, Leandro Caraballo y Fernando Melián. 

Radio Online



LOWE CREATIONS